¡Combinado, por favor!

Hace algunos años, siendo más joven, sin empleo, en una ciudad de los andes peruanos llamada Ayacucho, solía ir algunas veces a comer en el mercado local. Los lugareños menos pobres, solían llamar ese lugar “el agachado”, porque se suponía que las personas “de bien” que tenían un salario iban a los restaurantes de la ciudad a comer los mismos platos. Mientras tanto, aquellos que comíamos en el mercado popular agachábamos la cabeza cuando algún amigo o conocido nos reconocía comiendo en ese lugar, como si estuviéramos avergonzados de no tener dinero o de comer pagando menos por esos alimentos, por cierto bien sabrosos. La comida siempre estaba caliente y para no arrepentirme por escoger solo un plato solía pedir “combinado, por favor”, que era una mezcla bastante multicolor que siempre me dejaba satisfecho y, consecuentemente, feliz. Esos puestos de comida del mercado solían congregar personas representativas de la sociedad local: (sub) empleados, estudiantes, borrachos, albañiles, desempleados y gente de los más diversos orígenes y ocupaciones, todos reunidos en la comunión de la carne (de cuestionable procedencia pero sabrosa) y del espíritu (el estómago). Todos los comensales, cabizbajos o no, conviviendo en la más espontánea armonía, coexistiendo pacífica y fraternalmente por algunos minutos de alegría. 

Estos recuerdos me acompañan cada vez que pienso en las vueltas que fue dando mi vida, esas travesías por otros territorios donde muchas veces también conseguí ser feliz. 

¿En qué se relacionan estos recuerdos con mi vida posterior? Simple, la adaptación a nuestro entorno mostrando empatía y respeto a los demás es siempre un desafío posible.

A esta altura de mi vida me da mucho orgullo tener un grupo de amigos increíblemente diverso, amigos verdaderos que me ayudan a crecer aún cuando solo me cuentan una broma para enfrentar con humor el tedio cotidiano o simplemente me escuchan aunque divergen de mis actitudes o comentarios. En varios países he conseguido cultivar, no sin esfuerzo, amistad sincera y constructiva con personas que no necesariamente son como yo, con muchos de ellos aún tengo “serias” (nunca insalvables) divergencias culinarias, políticas, religiosas o de cualquier matiz; no obstante, nos une el respeto recíproco que sentimos como seres humanos. Créanme, hay amigos que son familia por mérito propio.

Lamentablemente crecemos reforzando ciertos estereotipos, alimentados por la ignorancia, los cuáles nos han llenado la cabeza de mierda (literalmente), ciertas ideas que hemos normalizado socialmente como inofensivas pero que tienen evidente fondo racista, fóbico (en todas sus variantes) y sobre todo intolerante.

Solemos ofendernos con las diferencias, con la diversidad, cuando deberíamos alegrarnos porque desde cualquier perspectiva racional mezclarse es una ventaja adaptativa. No, querid@s compatriotas, nuestra comida no es la única sabrosa en el mundo, nuestra hospitalidad también la practican otros grupos humanos en los lugares más recónditos de este planeta, no somos los únicos que expresan creatividad ante las adversidades, así como no somos los únicos que quieren lo mejor para su familia o la sociedad. Apenas somos un país que aún no aprendió a aceptarse más allá de sus divergencias para disfrutar ese mosaico fantástico de vida y desafíos comunes que somos nosotros.  

Cuando salí por primera vez del Perú comencé a extrañar los sabores y ambientes con los que crecí, pero una vez que conseguí repensar, desaprender y desandar mis apegos culturales y limitaciones sociales fui capaz de sentirme nuevamente feliz con otros sabores, sonidos y grupos humanos.

Fue entonces que descubrí algo tan obvio como que no somos los únicos que queremos comer bien y progresar, sino que cada grupo social tiene un sinnúmero de cosas buenas que ofrecer si los aceptamos con genuino respeto y empatía. No importa si se trata de comida, política, religión, ciencia o cualquier otra manifestación social, lo importante es que detrás de todo eso existen seres humanos que respiran, aman y mueren persiguiendo sus sueños. He tenido la suerte de que mi vida está siendo constantemente colonizada por gente extremamente diversa, no solo en su procedencia geográfica, sino en su maravillosa naturaleza humana, a ellos me unen lazos verdaderos que hoy intento cuidar con esmero, con la paciencia de un jardinero para que puedan dar frutos y flores. 

¡Qué maravillosa fuente de conocimiento, inspiración y alegría son las personas!, pero si nos encerramos en la creencia ridícula de que solamente lo “nuestro” es importante perderemos el contacto con ese jardín de gente que nos enseñará, día tras día, de forma simple, que el racismo es una porquería (eso mismo), que las fobias sociales son una peligrosa aberración del intelecto, que no debemos ser tolerantes con la intolerancia (la célebre paradoja de la tolerancia). 

Únicamente si nos aventuramos más allá de la falsa seguridad que representa estar rodeados sólo por lo que nos es familiar conseguiremos entender mejor nuestro mundo. Es necesario vencer las barreras del idioma, edad o posturas políticas, intelectuales, sociales o étnicas para no sucumbir a nuestros localismos empobrecedores.

El mundo espera por nosotros y todo lo que hagamos para mejorarlo será benéfico para nuestro país también. Quedarnos en un solo lugar no nos permitirá tener diferentes perspectivas de nuestros propios problemas como nación y cuando hablo de salir de nuestros lugares no digo solamente salir de nuestro país, me refiero también a movernos de nuestras ciudades, de nuestras casas, para mezclarnos con gente diferente, para poder expandir nuestra aceptación de las divergencias, para aprender a respetar a todos, no solo a los que se parecen a nosotros o hacen lo que solemos hacer nosotros mismos. De esas personas aprenderemos sin complicaciones que el esfuerzo cooperativo puede más que el gris deseo individual de éxito.

Estamos en el mismo barco, nuestra nave es este planeta peculiar, pletórico de vida y horror. Va siendo tiempo de aceptarnos como una empática tripulación que pretende evitar el hundimiento de nuestra casa en el mar de nuestros egoísmos, de nuestros hábitos más mezquinos. 

Ahora los dejo, qué ya me dio hambre recordar sabores, pero, en todo caso el pedido continúa siendo válido para otras facetas de mi vida: Combinado, por favor! 

Escrito por el Postdoctorado Peruano en el Laboratorio de Ciencias Ambientales y de la Vida en la Universidad de Nova Gorica de Eslovenia, Robert Bernedo

Más becas de doctorado para despertar la curiosidad científica

Ekpa’palek participó en el I Congreso de Realidad Nacional organizada por la Universidad SISE (Perú) que en esta oportunidad tuvo como tema principal “El Rol de la Mujer en la Actualidad”. Fuimos invitadas a presentar nuestra organizacion y los programas gratuitos que brindamos a estudiantes latinoamericanos/as.

Durante nuestra presentación mostramos los programas de mentorías de Ekpa’palek y explicamos como los/as jóvenes estudiantes pueden interactuar con los mentores profesionales de nuestro programa quienes les ayudarán a atraverse a seguir dando pasos de desarrollo profesional en el país y a nivel mundial.

Blanca Flores en representación de Ekpa’palek

Al final de nuestra presentación respondimos preguntas frecuentes tales cómo:

¿Cómo decido que estudiar?

¿Por qué no se investiga en Perú? 

Estas preguntas nos confirma que los esfuerzos por brindar educación a nivel profesional siguen siendo insuficientes ya que muchos/as jóvenes aún dudan o no tienen claro que profesión es la que más se adecua a sus habilidades y conocimientos.

Asi mismo, los esfuerzos de los/as investigadores/as sigue siendo poco visible para el común de las personas y esto debe ser debido a la falta de difusión de los hallazgos realizados en los centros de investigación y/o a la falta de más oportunidades de realizar doctorados que no cuesten dinero a los estudiantes (cómo en países extranjeros donde el 99% de los estudiantes de doctorado tienen becas completas).

Más becas de doctorado permitirían despertar la curiosidad científica y a la vez despertaría la inquietud de los/as estudiantes a resolver problemas en nuestra sociedad a través de proyectos de investigación en diversas áreas científicas.

Panelistas y oradores invitados/as al evento

Para nosotras fue un gusto estar presente en este evento y darnos cuenta que los/as catedráticos/as de SISE apuestan por una formacion integral donde propician espacios para que sus jóvenes universitarios/as puedan ganar experiencia en la organización de eventos estudiantiles con contenidos de calidad en relación a la realidad nacional. Para nosotras fue muy emocionante ver que los/as organizadores/as del evento fueron los alumnos y alumnas de primer ciclo! quiénes realizaron una magna labor llevando a cabo un evento de tal calibre que tuvo como invitados especiales al alcalde del distrito de Ate Vitarte, a líderes sociales, e incluso a los familiares y amigos de los estudiantes.

Asi como la universidad SISE muchas otras en Perú y latinoamérica nos están conociendo y haciendo uso de nuestros programas de mentorías profesionales. Anímense e invítenos a sus universidades para que podamos presentar nuestros programas gratuitos de desarrollo profesional. No se olviden que también pueden encontrarnos Youtube, Facebook y Twitter para que no se pierdan la oportunidad de incrementar sus conocimientos en beneficio de sus países.

Blanca y Clarissa

El rol de la comunidad científica en la formulación de políticas públicas

En la trigésimo sexta sesión de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe en el 2016, los Estados miembros adoptaron una resolución que estableció el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre Desarrollo Sostenible. Su misión es hacer un seguimiento y revisar la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que también incluye los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Durante el 16-20 de abril de este año, el Segundo Foro de Países Latinoamericanos y del Caribe sobre Desarrollo Sostenible tuvo lugar en Chile y fue organizado por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Gracias a la Red Latinoamericana de Ciencias Atmosféricas y Meteorología (RedLatam) y la Global Young Academy tuve la gran oportunidad de asistir y ser una oradora en el evento paralelo: Ciencia interdisciplinaria para la economía del conocimiento y el cumplimiento de los ODS, la importancia de la juventud.

30656787_10155280250617190_3152619408170418176_n.jpg

Durante esta sesión, pude presentar el rol de los/as jóvenes científicos/as en la formulación de políticas públicas y en la diplomacia científica. También, pude explicar por qué los políticos y los/as responsables de las políticas públicas deberían invertir en escuchar más a los/as científicos/as y también por qué la comunidad científica debería hacer un esfuerzo para comprender las políticas públicas y por qué es importante escuchar la opinión y necesidades de la ciudadanía para ayudarles a darle forma a su investigación.

foroalc

Mi presentación también describió el trabajo realizado por diferentes instituciones donde científicos/as de diversas áreas están produciendo evidencia basada en la ciencia para informar a los/as legisladores/as y a gobiernos (algunos ejemplos: AAAS en Estados Unidos, Joint Research Center en Europa, Mitacs en Canadá, etc.). Además, también presenté los excelentes resultados obtenidos por Global Young Academy (GYA) y Ekpa’palek ya que ambas organizaciones actualmente están empoderando a los/as científicos/as de todo el mundo y en América Latina, respectivamente.

Finalmente, también presenté la agenda de la GYA para América Latina en el 2018:

  • La creación de Academias Nacionales de Jóvenes.
  • La creación de Programas de Liderazgo Científico.
  • La producción de un informe sobre el estado global de los/as jóvenes científicos/as.

31124392_10155297775077190_340183722198302720_n

Durante una sesión plenaria, también tuve la oportunidad de tomar la palabra para resaltar la falta de espacios que promuevan el trabajo conjunto de científicos/as y legisladores/as en América Latina. Sugerí al panel de alto nivel, el cual incluía a la Secretaria General, Alicia Bárcena (Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe), para que den más espacios a las voces de jóvenes profesionales y científicos/as en sesiones y eventos de alto nivel. Gracias a la energía de todo el grupo de jóvenes que asistimos y se nos prometió que en el Tercer Foro CEPAL del 2019, se establecerá un espacio especial para jóvenes profesionales y científicos/as durante el foro.

30762809_10155297775002190_5945953338762723328_n

Conjuntamente con los/as jóvenes que también asistieron al foro, nos complace ver que en el punto número 27 de las “Conclusiones y recomendaciones intergubernamentales acordadas de la Segunda Reunión del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible” la comisión declaró lo siguiente:

” Reafirmamos que la ciencia, la tecnología y la innovación, incluidas las tecnologías de la información y las comunicaciones, son elementos esenciales que facilitan e impulsan el logro de los objetivos de desarrollo convenidos internacionalmente, incluida la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y, a este respecto, acogemos con beneplácito los debates sobre el impacto de la inteligencia artificial y el cambio tecnológico acelerado en el desarrollo sostenible llevados a cabo en el Primer y Segundo Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, esperamos con interés la celebración de la Sexta Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de la Información de América Latina y el Caribe que incluirá un panel sobre tecnologías emergentes para la productividad y la inclusión, así como el 21º período de sesiones de la Comisión de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo, en que se realizará una mesa redonda de alto nivel sobre el impacto del rápido cambio tecnológico en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y el Tercer Foro de Múltiples Interesados sobre la Ciencia, la Tecnología y la Innovación para apoyar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que incluirá una sesión sobre el impacto del rápido cambio tecnológico en la consecución de los Objetivos del Desarrollo Sostenible, en particular en los casos en que los cambios pueden producirse a un ritmo exponencial, a fin de elaborar recomendaciones regionales en el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, e instamos a la puesta en funcionamiento de la plataforma en línea de las Naciones Unidas como portal de información sobre las iniciativas, los mecanismos y los programas actuales de ciencia, tecnología e innovación “. (Para ver todas las Conclusiones y Recomendaciones completas del Foro, por favor siga este enlace).

Sigamos construyendo puentes entre la ciencia y las políticas públicas en toda Latinoamérica!

41652867481_49c07b08ef_o

La Corrupción y Yo

Se ha hablado de corrupción, mucho, pero se sabe poco. Años de intentos entre objetivos, metas, planes, “soluciones rápidas” han hecho del Perú (y tal vez de más países latinoamericanos), un botín que permite hacer riqueza a través de la práctica ilegal.

Existe un pensamiento común entre todo los/as peruanos/as, asociamos la política al robo y al entramado criminal que se ha enraizado en las esferas centrales de nuestro país.

Enarbola dentro de nosotros/as la decepción, desconfianza, rabia, indignación incluso rencor, porque, efectivamente hay desvergüenza para saquear al país y su lucha contra este sistema es un asunto pendiente desde hace más de 250 años. Un legado que parece volver en cada gobierno como un problema cada vez más presente, formando así generaciones de redes corruptas y quizás esa “lucha contra la corrupción” resulte ser una bandera que se iza en pleno juego de las elecciones, donde los compromisos fuertes y claros solo responden a la fiebre de las campañas y una vez en el poder todo se ajusta según los intereses propios.

Pero también ayer, al igual que hoy, ciudadanos/as valientes alzaron su voz, una voz en el desierto pero que sus ecos se replican hasta estos días y nos contagian a nosotros/as, los/as jóvenes para salvar a nuestro país de los tentáculos poderosos de la corrupción que va cubriendo desde las alcaldías distritales más recónditas hasta el palacio de gobierno, desde lo lejano hasta nuestra cotidianidad. Lo preocupante es que la corrupción ha golpeado duro a nuestros países, con diferentes consecuencias según el medio histórico, pero en todos ha frenado el desarrollo y crecimiento de nuestro país dejando sin salud, educación y alimentación a millones de peruanos/as.

¡Cómo duele la corrupción a 4000 msnm!, Cómo duele cuando la pobreza desespera, cómo duele que los países más corruptos sean los más pobres, y como diría Aponte “Todo corre fundado en el interés y los que tienen pueden y los pobres mueren”, así pinta Perú.

finger-924109_1920La corrupción nos afecta a todos/as, pero a nadie duele tanto como aquellos que son más vulnerables ante ella, a los/as que viven desamparados en la pobreza. Muchos no nos hallamos reflejados en este tema y usualmente tendemos a responsabilizar a otros/as de nuestro destino, pero veamos a la corrupción desde un sentido más amplio e “inclusivo”.

Se ha dicho mucho de la corrupción desde el gobierno pero muy poco de la corrupción nuestra, la del ciudadano de a pie, que aunque en cuentas monetarias no se trata evidentemente de millones, pero son acciones que al fin y al cabo no respetan la ley. En suma, por silencio o práctica somos culpables todos/as. Nosotros/as no somos ajenos/as a la corrupción, pues hemos crecido en una cultura que ensalza las prácticas deshonestas y las disfraza de “viveza”, “astucia”.

buy-me-a-coffee-2067462_1920Y así, en nuestro país, es fácil volverse un/a corrupto/a, lo hemos venido practicando a menudo desde pequeños. Bien se dice que el mal ejemplo es más fácil y atractivo de seguir que las virtudes y la rectitud.

Toleramos las conductas anti-éticas perdiendo nuestra fuerza moral y conciencia de honestidad que todos/as en algún momento tuvimos o creímos tener.

Lo cierto es que hay muchas formas de hacer corrupción. Yo lo llamaría … la corrupción de ellos/as, los políticos. Aquellos/as que pueden tener cuentas bancarias millonarias, los/as que hacen pactos con empresas transnacionales, los/as de los privilegios, los/as que roban con impunidad junto a su red de complicidad. Y por otro lado, la corrupción nuestra, corrupción popular, la de los que quieren hacer de lo “fácil”, lo “rápido”, lo del “beneficio inmediato”, una forma de vida.

En efecto, andamos conviviendo con la corruptela y muchos/as no nos hemos dado cuenta. A modo de memoria colectiva voy a poner una experiencia reciente:

Ya que estamos entrando a las próximas elecciones municipales volví a escuchar en un transporte público la famosa frase peruana “roba, pero hace obra”, bastó para entender que seguimos siendo una sociedad civil débil que no es capaz de denunciar con firmeza cualquier acto de corrupción y que el hartazgo social difundido en redes finalmente no está dispuesta a destapar entresijos de gobierno.

Pero no es el único ejemplo que mi memoria asocia a corrupción, está también el “como es jefe”, la coima que elude alguna falta de tránsito, el no respetar “no estacionar”, invadir la ciclo vía para llegar más rápido, pasar en luz roja, contribuir a la piratería, buscar influencias para agilizar algún trámite, parquear el auto en lugares reservados para gente con discapacidad, incumplir contratos, impuestos no pagados, la obtención de artículos robados o falsificados, vender tu firma por una dádiva de campaña y un compromiso, etc.

En este contexto, Si uno de nosotros llegara al gobierno ¿Estamos preparados para rechazar millones de soles? Quizás se llega al poder ya corrupto, en ausencia de raíces éticas, pues actos simples alimentan la corrupción.

Sin embargo, como siempre, ante al pesimismo de la realidad habrá que oponer el optimismo de la voluntad, y a ello apelo salir del descontento para crear redes de confianza que supere lo individual pues el momento que ya no tendremos razones para creer en nuestra gente … en nosotros mismos … ahí, estaremos derrotados/as. Y Más allá de lo punitivo también está la prevención, haciendo de la legalidad una práctica rutinaria y reclamar frente a un acto infame poniendo nombre y apellido a quienes han llevado a nuestro país a un pantano hediondo de colapso institucional, financiero y moral.

domino-665547_1920

Finalmente, no dejemos que otros/as interpreten nuestra realidad. No entreguemos la gestión de la política, hagamos política … desde una ciudadanía responsable, libre y honesta.

Que el Perú ya no sea una oportunidad para la corrupción y que ya no estemos en tiempos donde todo se vende,

hasta nuestra dignidad.

 


Escrito por:

Nataly Briyit Huaman Cordova

Estudiante de Medicina Humana

Joven Embajadora del Perú

Voluntaria juvenil Kúrame

La tendencia de las mujeres superpoderosas

Las mujeres somos el baluarte fundamental de los hogares y sociedades, no solo por los diferentes roles que desempeñamos, sino por la capacidad de adaptación de servicio y de compromiso con la que contamos.

Actualmente las mujeres nos hemos empoderado y hemos empezado a tomar conciencia de que además del papel tradicional que hemos desempeñado por años, ahora hay más lugares donde nuestra opinión y trabajo es absolutamente importante y por eso,  las mujeres  tomamos el  liderazgo político, asociativo, estratégico, directivo, etc.

No solo los gobiernos en aras de aumentar las cuotas de género han optado por nombrar a mujeres en cargos directivos públicos, sino que empresas del sector privado confían en las habilidades, capacidades y aptitudes del género femenino para delegar la dirección de grupos económicos fuertes, que ven en la especial forma de dirección, la solución a diversas situaciones a las que se ven abocados a la hora de fomentar crecimiento de la organizaciones, pues se demuestra que la corrupción es mínima y la productividad mayor cuando la mujer, las dirige.

people-2557396_1920

Por otra parte, es valioso resaltar que las mujeres necesitan estar en constante formación académica y profesional; ahora las exigencias son mayores, quieren aprender múltiples idiomas, viajar por el mundo, obtener titulaciones internacionales,  priorizando la familia (cuando hay un entorno que así lo demanda).

Sin embargo. en muchos otros casos, las mujeres deciden ser empresarias sin ataduras y eso también es digno de admiración, pues lo importante es encontrar ese lugar en el mundo en que cada mujer puede potenciar su talento, y cada una lo encuentra de forma diferente.

La tendencia de las mujeres superpoderosas va en aumento, y el mundo debe abrir paso a esta nueva generación de mujeres luchadoras, emprendedoras, y artífices de un mundo nuevo, que se enfrentan a sus miedos, donde las derrotas las hacen más fuertes y que día a día transforman sus entornos …. lo cual trasciende.

Las mujeres superpoderosas son mujeres que se valoran, se aman, y aceptan como son, que no permiten que su dignidad sea vulnerada, sino que se conocen bien y saben el lugar que se merecen en la sociedad.

Si encuentra a una mujer superpoderosa en su camino, ayúdela a conseguir sus propósitos, sino es así, entonces deberá hacerse a un lado, porque la luz que irradia por sus éxitos, lo cegara antes de que pueda alcanzarla.

people-3142549_1280

Estas valiosas mujeres, son de diversas profesiones, hacen lo que les apasiona,  saben de varios temas, por tanto pueden conversar sobre cosas interesantes, les gusta un buen café, un buen restaurante y sobre todo un buen libro, no se dejan engañar fácilmente, pues todo el tiempo están informadas y sobretodo crean sus propias opiniones de la realidad que experimentan; van más de allá de dejarse impresionar por el dinero o banalidades, en realidad hay que hacer un trabajo fuerte para conquistarlas y siempre es bueno hacerlas sonreír, una cualidad que buscan en quienes las rodean.


coes

Escrito por:

Angèlica Herrera Muñoz. Ph.D

Presidente Ejecutiva –  Coex Group Sas

Red Latinoamericana de Conferencistas

Facebook, Instagram (angelicaherrera.2), Twitter (@angelicaspeaker) y LinkedIn.

“Ponle precio para que la gente lo valore”

El título de este artículo es una frase que escucho frecuentemente cuando conversando con amigos/as les comento acerca de algunas de las actitudes que observamos en estudiantes latinos/as que conocemos a través de los programas gratuitos que ofrecemos en Ekpa’palek. Lo que me lleva a pensar …

¿Por qué los/as latinos/as no apreciamos o no le damos el respeto correspondiente a lo que se nos ofrece sin costo?

¿Por qué solo pensamos que algo tiene calidad y merece tu dedicación/empeño si es que tienes que pagar por ello?

Para saber si tal vez estás en ese grupo déjame preguntarte:

¿Eres tú de los/as que …..

  • … se registran para un webinario gratuito (seminario en línea) y a última hora decide no conectarse al webinario?
  • … decides seguir un MOOC (curso gratuito en línea) y lo dejas olvidado después de dos clases?
  • … de los que contactan a un profesional (profesional, profesor/a, mentor/a, etc) via email, reciben una respuesta y nunca responden el email ni para decir gracias?
  • … deciden convertirse en un mentee (estudiante que decide hacer una mentoría) y no va preparado/a a la sesión de mentoría? o peor aún se desanima después de saber que tienes que llenar un formulario?
  • … se da por servido/a y no piensa en como dar de vuelta a la persona/organización/comunidad que lo/la apoyó gratuitamente?

volunteer-2055015_1920

Si respondiste que sí a alguna de esas preguntas no te preocupes, todos/as estamos en constante aprendizaje y me alegra poder haber llamado tu atención por un momento y (ojalá) poder llegar a hacerte reflexionar un poquito para que te autoexamines y pienses:

¿Cuánta gente extraordinaria creen en mí y me regala su valioso tiempo para poder ayudarme y no le doy el respeto que se merecen?

¿Cuántas oportunidades me estaré perdiendo?

¿Qué puedo cambiar para ser mas recíproco/a?

¿Cómo puedo ayudar a otros/as con los talentos que tengo?

Los talentos que tenemos son gratuitos y siempre podemos ponerlos al servicio de la comunidad, te invito a que los descubras y los emplees en empoderar a los demás porque de esa manera también te empoderas a tí mismo! Eso es lo que nosotros/as creemos en Ekpa’palek y por eso mantenemos todos nuestros programas gratuitos para tí pensando que tú los sepas aprovechar y deseando que tal vez algún día cercano también te animarás a invertir tu tiempo y talento empoderando a otros/as.

Espero que no llegue el día en que en Ekpa’palek tengamos que pensar que hay que ponerle un precio a nuestros programas para que nuestros estudiantes lo valoren en un 100%.

Espero que tu mi estimado/a mentee veas que nuestro trabajo y calidad es excelente aún cuando es gratuita. Espero que lo valores y nos ayudes a seguir adelante y con la moral en alto …

muchas gracias,

#EkpapalekCreeEnTi

action-2277292_1920

 

 

A propósito de las universidades peruanas…

Agradecemos nuevamente la participación del científico Robert Bernedo en nuestro blog. Gracias a sus artículos hemos podido al menos cuestionarnos el status quo de muchas de nuestras ideologías, comportamientos e incluso instituciones en nuestra sociedad. Hoy los invitamos a leer su artículo relacionado a la educación universitaria en el Perú. Nuestro objetivo no es que estés de acuerdo o en desacuerdo con el artículo, pero sí que se abra un ambiente de discussion y diálogo acerca de la educación universitaria en nuestros países latinoamericanos.


En estas últimas semanas he acompañado, con náusea, las noticias sobre un asunto extremamente crítico para el desarrollo de la educación en nuestro país, me refiero a los intentos de dejar sin efecto la moratoria que prohibía la apertura de nuevas universidades en territorio peruano por algunos años.

Al contrario de lo que podría esperarse de un gobierno mínimamente preocupado por la educación de la población, que no es el caso, hemos sido testigos de la proliferación inescrupulosa de negocios universitarios (soy reticente a considerarlos universidades), que han aprovechado el mar revuelto de nuestras miserias nacionales para lucrar de forma canalla con las aspiraciones de multitudes de jóvenes que han querido insertarse en la educación universitaria.

design-3112311_1920

Comencemos por mencionar que ni siquiera nuestras instituciones universitarias más prestigiosas tienen visibilidad internacional significativa cuando se trata de producción científica relevante, mucho menos nuestros exóticos remedos de universidades. Vivimos en un país donde inclusive instituciones universitarias tradicionales aún no están debidamente acreditadas en nuestro propio sistema universitario.

 

Toda nuestra historia secular de constante desprecio por la educación de calidad, elitización del acceso a la educación superior, miseria, violencia en todas sus manifestaciones, analfabetismo escolar y funcional gritante nos han dejado un escenario bastante sombrío.

La apertura de nuevas “universidades” no va a solucionar las deficiencias de nuestro sistema universitario, no se trata de falta de universidades pues hablamos de falta de calidad educativa, se trata de engaño, de asalto revestido de servicios académicos. En primer lugar sería necesario establecer un sistema educativo donde las reglas se respeten y a partir de allí continuar velando por la implementación rigurosa de estándares de calidad mínimamente aceptables en el ámbito internacional, para de esta manera velar por la educación que se imparte a los jóvenes universitarios en vez de dedicarse a resguardar los intereses de los lobistas educativos que han amasado grandes fortunas con los sueños de superación de tanta gente.

Pero no son solamente las instituciones privadas mediocres, que son muchas, las que constantemente han lucrado con este escenario sino también las instituciones del estado, mal llamadas de públicas, las cuáles han abierto espacio para el cobro ilegal de servicios educativos que deberían ser gratuitos, al menos en las instituciones estatales, para asegurar la inclusión de los millones de jóvenes que no pueden costearse los estudios universitarios. Es necesario levantar la voz para que no se imponga el engaño, el lucro sucio, la ignorancia por decreto.

library-1400313_1920

Sin instituciones educativas (laicas) de calidad vamos en dirección al abismo y nos perderemos en la celebración de pequeños logros que no cambiarán nuestra realidad a largo plazo. El número de universidades acreditadas hasta el momento en nuestro país no llega a 30, que haciendo un cálculo grosero da alrededor de una universidad por millón de habitantes, lo cual no es algo que celebrar, nos sobran los motivos no para alegrarnos sino para preocuparnos por lo que nos espera.

Usted decide estimado compatriota, si lo que quiere es educación para los jóvenes tal vez enviándolos a una de esas pseudo- universidades sólo consiga el efecto contrario: echar a perder los mejores años de sus vidas en instituciones que sólo les van a robar el dinero con la promesa de un título.