Física y Astrofísica en Latinoamérica, ¿dónde estamos y hacia dónde vamos?

Generalmente cuando estoy bajo mucho estrés decido ver videos graciosos o cosas banales en el internet que me hagan reír, relajarme y olvidarme del mal rato. Es un hábito que me gustaría cambiar dado que preferiría emplear el corto tiempo que tengo en la tierra aprendiendo en vez de estar perdiendo el tiempo. Uno de esos días, encontré en el canal de televisión un episodio de la serie “Cosmos, una Odisea de espacio y tiempo“, una serie creada para divulgar de una manera súper inspiradora, sencilla y a la vez extraordinaria los misterios de nuestro universo… o mejor dicho de nuestro universo “observable”. Narrada por Neil deGrasse Tyson:

fe4df

La expresión boquiabierta me queda corta, me la he pasado viendo cada capítulo con la misma desesperación con la que espero el siguiente capítulo de Juego de Tronos. No, en realidad, ni se le compara… no se si te pase a ti pero entender el universo y las leyes que nos rodean y que están invisiblemente siendo parte de nuestro día a día es una curiosidad que se vuelve insaciable. Creo que me sentí de esa manera desde que vi el video de Carl Sagan de la serie Cosmos, un viaje personal.

(Carl Sagan es uno de mis super héroes favoritos).

 

Disfruté mucho aprendiendo los descubrimientos y la historia de lo/as científica/os que lo lograron. Lamentablemente, no pude dejar de notar que en ninguno de los capítulos se mencionaron a científicos o científicas latinoamericano/as. ¿Y cuál es la razón?:

Ninguno de los hitos en el mundo de la astrofísica, cosmología o astronomía fueron hechos por ningún científico latinoamericano

Ojo, no digo que ningún latino/a tenga investigación importante en el área, solo digo que los “milestones” (hitos) y descubrimientos determinantes son atribuidos a profesionales de otras nacionalidades.

104-015-cosmos-hiding-in-the-light-large-photo-960x540

Sin embargo, no percibo este hecho con decepción. Al contrario, me llena de emoción el pensar que en algunos años cuando exista una nueva serie de Cosmos (o similar) muchos científico/as provenientes de Latinoamérica serán también retratados en diferentes episodios.

Sueño que sus historias serán también contadas y sus historias de superación personal y profesional se convertirán en inspiración para estudiantes de todas partes del mundo.

Jóvenes de todas partes del mundo se fascinarán con la genialidad de nuestros científicos y desearán algún dia ser como ello/as y seguir sus pasos. Creo que esa es una de las razones por la cual trabajo creando Ekpa’palek, sueño con un mundo donde nuestros profesionales latinos son conocidos a nivel mundial por el excelente trabajo que realizan y por sus extraordinarios aportes a la humanidad.

exoplanet-571906_1920

En el programa de mentorías de Ekpapalek, tenemos una área destinada a Astrofísica y Física cuántica y lo que buscamos es no solo apoyar a estudiantes en esas áreas a que se desarrollen profesionalmente. También, buscamos inspirar y promover que más latinos y latinas decidan apasionarse por las áreas académicas que estudian las leyes que nos rodean.

Una de nuestras mentoras es Kristhell Lopez, guatemalteca investigadora de doctorado. Ella estudió su bachiller en Física en Guatemala y luego gracias a una beca Erasmus Mundus se mudó a Europa para estudiar un Programa de Maestría en Astrofísica. Su trabajo se concentra en “Black holes, Ultraluminous X-Ray Sources, Dark Matter Halos, Red Supergiants” y muchos muchos más. Kristhell a contado sus experiencias en diferentes artículos , videos y webinars en Ekpa’palek.

“Viniendo del país que era el corazón de la civilización Maya, creo que la Astronomía debería ser más visible en Guatemala. Quizás el hecho de que estoy aquí persiguiendo mi sueño puede enviar el mensaje de que no es imposible, y más guatemaltecos se embarquen en esta aventura”

kristhell

Nuestro segundo mentor es Juan Carlos Loredo, Ph.D. en Física experimental enfocado en Óptica Cuántica, Información Cuántica, y Computación Cuántica. Su amplia trayectoria de investigación lo ha llevado a trabajar en diferentes proyectos en Perú, Brazil y Australia. Sus colaboraciones y network se extienden a España, Francia, Korea, Suiza, Suecia, Uruguay, y Chile. Más aún, sus publicaciones científicas pueden ser encontradas en famosas revistas internacionales como Nature Photonics. Juan Carl Sagan (para los amigos) es un apasionado de la ciencia, sentarse y hablar con él acerca de sus conocimientos científicos es realmente aleccionador e inspirador.

 loredo.png
Ambos mentores pasan mucho tiempo sumergidos en cálculos, experimentos y largas horas de trabajo que abren nuevos horizontes de entendimiento en ciencia y por ende de nuestro universo … aún así , ambos se toman el tiempo de donar parte de su tiempo para conversar e inspirar a estudiantes latinos que les gustaría saber un poco más acerca del mundo que nos rodea a través de nuestro programa de mentorías de Ekpa’palek.
Y como se imaginarán, en Ekpapalek nos encantaría tener más mentores en el área de astrofísica, cosmología y astronomía así que si eres un experto/a en tu área y te gustaría contribuir al desarrollo profesional y personal de estudiantes latinos ponte en contacto con nosotros (ekpapalek.latinos@gmail.com)
Termino este post, invitando a todo/as a aventurarse a pensar diferente, en cuestionar todo y a todos (incluyendo a uno mismo), a seguir sedientos de conocimiento, a soñar con posibilidades y ponerlas a prueba, a pensar como podemos entender y aprender de nuestro universo. De esa manera podremos entender de donde venimos y hacia donde vamos.
carl
En algún lugar, algo increíble esta esperando ser descubierto. Carl Sagan

Únete a Ekpapalek! Cambia una vida así como cambió la mía.

Aquel día de mayo me desperté muy temprano, aunque sabía que igual el tiempo me sería insuficiente. Despertar luego de dormir solo 5 horas aún así estaba entusiasmada de iniciar el primer taller para el cual llevábamos preparándonos más de 60 días.

60 días atrás yo era un médico común y corriente, yendo de un trabajo a otro, apretando mis horarios para alcanzar tener algo de tiempo de calidad para mi pequeño hijo de 3 años. Ocasionalmente soltaba mis ideas feministas y de liberación a través de facebook, y cuando podía conversaba con otras amigas, mujeres y profesionales sobre la necesidad de que las chicas sean motivadas a estudiar y a emular mejores ejemplos femeninos que rompan los esquemas habituales de sumisión. Trataba de encontrar tiempo para continuar con la lectura de mis autores favoritos (Stephen King, Agatha Christi, Emilio Salgari) y poder ser una mujer que ama su carrera y su hijo, pero que siente que le falta algo para completar sus objetivos en la vida.

60 días atrás compartí un escrito acerca de las injusticias laborales que viví durante mi embarazo haciendo un paralelo con las injustas e insuficientes leyes laborales en el Perú para todas las madres trabajadoras, haciendo un llamado a la reflexión de cuanto necesitamos hacer por nosotras mismas y porque las generaciones futuras no deban elegir entre ser madres o profesionales, sino que sean objetivos compatibles y de libre elección.

60 dias atrás un amiga, a quien no veo hace mucho tiempo, publico en su cuenta de Facebook que deseaba formar un colectivo de mujeres y hacer algo para empoderar adolescentes e invito a que las personas se unieran a ella voluntariamente. Bueno, me uní. Luego de un par de mensajes a través de su cuenta quede integrada a su proyecto.

Resultó que coincidimos en muchas ideas y en muchas risas, y en la visión que teníamos de que se necesita para estimular a otras chicas a salir adelante, a desear una carrera, a esforzarse y apasionarse por una meta. Ella, mi amiga, llamada Clarissa diseño un taller bajo la consigna

“Nadie puede ser lo que no conoce”

Esto significa que si lo único que una adolescente conoce y ve a su alrededor es que las mujeres son naturalmente sumisas, y que el futuro de cada mujer es naturalmente convertirse en madre, esposa y luego abuela, y solo eso; ¿de donde podría inspirarse para desear ser un día una mujer empresaria, una mujer cirujano o una mujer investigadora?, si en su mundo las mujeres solo siguen naturalmente una línea.

Y ahí estaba yo, despierta aún con sueño en mi casa un día de mayo del 2016 a las 6 am, preparando 20 desayunos de pan con delicioso queso de la sierra, terminando de empacar unos banners en el auto, asegurándome que llevaba el cargador de mi laptop, preparando el desayuno a mi aun dormido hijo y practicando mentalmente lo que iba a decir, que mas o menos empezaba así:

“Hola chicas, soy Enma Marín, tengo 32 años me crie en un lugar bastante cercano a donde queda vuestra escuela, no me criaron mis padres pues aun eran estudiantes, me criaron mis tías y mis tíos, y estoy aquí para ….”

chocolatesA las 7 a.m. llego Jacqueline Meza, enfermera, compañera de trabajo y una de las personas más bondadosas y trabajadoras que he conocido en mi vida. Días antes me pidió por favor acompañarme a esta charla en calidad de observadora y que a cambio ayudaría en todo lo posible. Yo acepte encantada, conocedora también de que la vida de Jacqui había sido siempre destacada por esfuerzo y perseverancia y por una continua negación a darse por vencida ante cualquier obstáculo. Jacqui me sorprendió, como siempre, pues se había pasado toda la noche preparando paletas de chocolate rellenas de maní fresco, que había envuelto en papel rosa con forma de corazón. “Para endulzar el día a las chicas”, me dijo. Yo solo atiné a sonreír atiborrada del gran detalle de Jacqui para unas totales desconocidas.

¿Pero acaso no íbamos todas a tratar de cambiar en algo el mundo para “unas totales desconocidas”? Durante 60 días habíamos mantenido conversaciones vía Skype, Facebook, Whatsapp y correo electrónico, 5 “totales desconocidas”: Clarissa Rios, directora del proyecto, radicada en Australia, de profesión bióloga molecular. Mariella Quispe y Blanca Flores, ambas radicadas en Lima (Perú), la primera bióloga y la segunda ingeniera acuícola, quienes se unieron al Proyecto a través de Facebook de Clarissa. Yo, ex compañera de colegio de Clarissa, radicada en Huacho (provincia de Lima), profesión medico. Y Carmen Rojas, mamá de Clarissa, quien vive también en Huacho, catedrática universitaria.

Viendo esta lista es fácil decir que fue Clarissa nuestro eje común y nuestro coreógrafo para esta presentación. 12 horas antes de que el taller empiece, las 4 implicadas en el proyecto nos habíamos conocido por primera vez personalmente (Clarissa estaba en Australia) y entre risas, bromas y elaboración de listas y cuadros (pues toda mujer dedicada a ciencias hace listas para evitar que se le olviden detalles, por supuesto) coincidimos en que nos parecíamos lo suficiente como para apoyarnos, complementarnos y empezar no solo el primer taller , sino una bonita amistad.

primera-reunion

Primera Reunión “presencial” del equipo. 12 horas antes de iniciar el taller.

El día había llegado y luego de meter todo en mi auto llegué al colegio Luis F. Xammar donde nos encontraríamos con 20 chicas de 15 años quienes conformarían el primer grupo al cual llevaríamos nuestro entusiasmo, ideas, historias y todo lo útil que pudiéramos compartir en relación a crecimiento personal, profesional y claro sobre prevención de violencia de género.

chicas-atentasEncontrarnos en un aula de este inmenso colegio con 20 rostros  que se notaban ávidos de interés y de curiosidad fue emocionante pero a la vez avivo mis nervios, ¿Qué les puedo decir a estas chicas antes de que empiecen a bostezar de aburrimiento? ¿Qué necesitan saber del mundo que aún no sepan? ¿Si me preguntan algo y me quedo en blanco?, me hacía estas y mil preguntas. Creo que Mariella y Blanca se hacían las mismas preguntas, la mañana del taller hablaban poco entre ellas, reían poco (en comparación a nuestras conversaciones habituales por Skype) y revisaban sus listas una y otra vez; yo no dejaba de contar los panes que repartiríamos en el break.

Cuando Mariella abrió la charla dando la bienvenida, con voz jovial y decidida, y transmitimos el video que había mandado Clarissa dando la bienvenida y agradeciendo a todas por su asistencia, respire hondo y me dije:

“si sólo una de estas veinte chicas sale pensando en grande o hace sus sueños más grandes, o el día que alguien quiera delimitar su futuro a simples puestos sumisos es capaz de pararse delante con un no rotundo o con una carcajada estridente que represente rebeldía, todo habrá valido la pena”

Y así empezó y continuó la experiencia “in vivo” de capacitar chicas, hablarles sobre enfermedades de transmisión sexual y como prevenirlas, consecuencias del embarazo adolescente, reconocer la violencia de género, como reconocer parejas toxicas, reconocer aquellos “piropos molestos” que les dan en las calles como una forma de acoso y violencia de género y que juntas son más fuertes que individualmente.

Les contamos también, desde nuestra experiencia personal, que se necesita para lograr tus metas: Perseverar.

Les narré con cuantos comentarios sexistas me había encontrado durante mi educación en la Facultad de Medicina, y las hice reír, porque cuando encuentras esa clase de comentarios lo mejor es convertirlos en bromas y seguir adelante.

 

mariella-en-accion

Mariella en acción

Mariella les habló de su padre, quien había sido medico y que mientras ella aún estaba estudiando, él partió al cielo de los grandes hombres. Esto no la amilano, sino que con perseverancia, decisión y con una meta clara, siguió adelante.

Blanca les hablo de todos los cursos que ha llevado, creo que no me alcanzarían 2 vidas para estudiar todo lo que ha estudiado Blanca, pero les dejo clara la idea: yo pude, ustedes pueden!

 

carmen-exponiendo

Carmen exponiendo

Carmen me hizo llorar y llego al corazón de las niñas, les habló de 3 generaciones de su familia, partiendo de un abuelo que venía de la sierra que no pudo estudiar, un padre que asistió solo a la escuela primaria y ella que logró llegar a la Universidad, y como cada generación puede mejorar el logro de la generación anterior.

 

 

Fue emocionante y poderoso.

 

Las chicas nos contaron de las veces en que se sintieron intimidadas por varones, en las calles en sus propias casas, de las veces que se han defendido valientemente de algún acosador en la puerta de su colegio, como se han cuidado entre ellas, y compartimos e intercambiamos ideas de cómo cuidarse mutuamente y denunciar estos hechos. Nos contaron de sus sueños (hermosos y más grandes de los que imaginé), de las profesiones que deseaban seguir, de sus cursos y materias favoritas. Preguntaron tanto que nos dejaron con la garganta seca de dar respuestas.

Ese día de mayo, no sé aún si habremos cambiado una vida, pero que digo…. Si cambiamos una vida! Cambiamos la mía, porque estoy ahora más decidida que nunca en que el camino para la equidad de género es empoderar chicas, y que es cierto, nadie puede aspirar a lo que no conoce. Que los conocimientos y experiencas que podemos trasmitir a traves de narrar anécdotas y experiencias puede ayudar a otros a seguir un camino diferente y quizá un camino más facil, como alguna vez escuché

“Nadie estaba seguro de que se podría llegar a la luna, hasta que llegamos a ella”

Mi voz cambió desde ese día, no se hizo ni más aguda ni  más grave, pero cambió al saber que lo que es capaz de trasmitir puede mover a una persona en su realidad (o al menos intentarlo).

Yo no conocía sobre como compartir mis experiencias ni para que serviría hacerlo, ahora lo sé, y es lo que quiero seguir haciendo.

chicas-juntas

Mentoras, chicas del colegio, psicóloga del colegio y el equipo de grabación, al término de la charla.

COLGANDO BANNER.jpg

Enma Marín, autora del post, colgando el banner que anunciaba el evento en el colegio Luis F. Xammar (un mes antes de su inicio). “Cuando no sabía cuanto me iba a cambiar la vida”