Si vuelvo al 2000

Tenemos el agrado de presentar a Rossana Maguiña, Bióloga y Ecóloga, con una pasión por las plantas y sus interacciones con los animales. Después de realizar sus estudios en la Universidad Cayetano Heredia (Perú), realizó la maestría en Ecología en la University of Missouri-St. Louis (USA). Rossana es también una mentora en el programa mentorías de Ekpapalek y te invitamos a que la contactes!

http://www.ekpapalek.com/programa-mentorias

Hoy Rossana nos comparte parte de su historia, sus experiencias y también acerca de un tema un tabú: la depresión. Muchísimas gracias Rossana por escribir este artículo para el blog y por compartir tus vivencias acompañadas de recomendaciones para los estudiantes latinoamericanos!


Hola a todos! Hoy quiero compartir algunas experiencias de mi vida, algunas gratas otras no tan gratas, que me trajeron a donde me encuentro ahora. Pues empecemos, estoy a días de graduarme como magíster en Biología de University of Missouri-St. Louis (UMSL), luego de dos años de mucho trabajo y sobre todo dos años en los que seguí descubriéndome a mi misma.

Como vieron el título de esta historia es “Si vuelvo al 2000”, ya que quiero enfocar mi historia en cosas que haría igual y cosas que cambiaría si tuviera que volver al año 2000 y volver a vivir los últimos 16 años de mi vida… guau eso es más de la mitad de mi vida!

 Screen Shot 2016-07-17 at 9.21.23 PM

Elegí el año 2000 porque creo que alrededor de ese año yo ya estaba segura de cual era mi mayor sueño en la vida: estudiar biología en la universidad y llegar a ser una gran científica!

Esta es la primera cosa que no cambiaría de mi historia, el ser una soñadora!!!

Sobre todo ser de esos soñadores que siempre sueñan despiertos. Yo estoy segura que soy una soñadora gracias a mi Papá <3!

Desde niña él me dejó ser un espíritu libre y siempre me contó historias de su vida que por lo general empezaban con un sueño, continuaban con una historia de arduo trabajo, y porque no decirlo… un poco de suerte, y terminaban con un sueño cumplido y un corazón feliz. Gracias Papá por siempre haberme dejado soñar y sobre todo por compartir mis sueños y hacerlos tuyos.

La segunda cosa que no cambiaría de mi historia es estudiar mucho, ser una chancona como decimos en Perú. Y eso definitivamente se lo debo a mi Mamá <3! que desde niña me enseñó la importancia de ser una persona responsable en el estudio. Gracias Mamá por todas tus exigencias, por todas esas noches o mañanas que pasaste a mi lado estudiando hasta que aprendiera bien la lección, por todas esas hojas del cuaderno que tuve que repetir para lograr la perfección, y por todo ese ejemplo apasionado por el trabajo y por ser mejor cada día.

Es seguro que todo el esfuerzo que uno pone en estudiar tiene una recompensa, obtuve un quinto superior en la Universidad Peruana Cayetano Heredia cuando me gradué como bióloga, y eso me facilitó la admisión a UMSL. También en UMSL seguí estudiando como siempre, y fue una sorpresa cuando recibí el Premio de Investigación al estudiante de maestría de parte del departamento de biología.

Una vez más lo repito, estudiar mucho tiene una recompensa, así que esfuérzate, esfuérzate siempre!

IMG_1068(1)

Tal vez estarán pensando, que gran vida la mía, sobre todo con un padre y una madre que son buenos ejemplos a seguir. Sin embargo, la vida de uno la construye uno mismo, las decisiones que hay que tomar, las toma uno mismo, y a pesar de tener grandes ejemplos a seguir no significa que uno siempre tomará las decisiones correctas o que uno tiene el éxito y la felicidad asegurados. A continuación les contaré cosas que si cambiaría de mi historia, aspectos profesionales y algo más…

La rebeldía de la adolescencia… a quién no le ha pasado? a mi se me vino con todo, era una rebelde sin causa, pobres padres míos!

Quizás mi primera actitud rebelde fue contra el curso de inglés en la secundaria.

Un error “profesional”, aunque tenía 14 años, pero un error profesional que arrastré desde adolescente y me tocó pagar caro 12 años después desde que pisé por primera vez los Estados Unidos. Definitivamente cambiaría ese rechazo que siempre tuve hacia el Inglés, de alguna manera intentaría que me guste, no sólo leerlo y escribirlo, sino también hablarlo. Hasta ahora, todos los días en Estados Unidos sigo lidiando con el Inglés!

Please people, learn how to love English, the sooner the better!

Screen Shot 2016-07-17 at 7.19.38 PM

Otra cosa que cambiaría sería aprovechar más mi tiempo libre, sobre todo durante los años universitarios. Cambiaría esas horas viendo TV, pintándome las uñas, viendo cosas sin importancia en las redes sociales, o simplemente esas horas en las que no hacia nada, por más tiempo involucrada en actividades extracurriculares relacionadas a mi carrera.

Por ejemplo, algún voluntariado en las vacaciones, la formación de un grupo de estudiantes o asistir a conferencias gratuitas que siempre hay en distintas universidades.

También me hubiera gustado pasar más tiempo leyendo artículos científicos y no solo leer los que eran obligatorios para los cursos de la universidad.

13244235_975254425877700_1633696644752407465_o

En St. Louis participando como voluntaria para enseñar a los niños sobre los distintos ecosistemas del planeta en el día de la Tierra

Por último, quiero compartir algo muy personal, un problema que podría haberme llevado a terminar con mi carrera, me refiero a la depresión. Las primeras señales de depresión las tuve en la universidad (2005-2006), cuando fui muy afectada por problemas en mi familia, pero no quedaba otra opción mas que seguir estudiando y seguir para adelante, no pasó por mi mente la idea de hablar de eso con alguien o de pedir ayuda, a pesar que amigas cercanas a mi me lo recomendaron.

Cuando los problemas fueron más grandes, encontré mi refugio en la iglesia, e incluso ahí el sacerdote que era mi guía espiritual me dijo un par de veces que debería hablar con un psicólogo, hasta me dió un número de teléfono… al cual nunca llamé. Pasaron los años y en enero del 2015 tuve una crisis de depresión muy fuerte. Los años previos nunca había querido hacer nada al respecto porque siempre sentí que mi depresión no afectaba tanto mi vida, sobre todo no afectaba mi vida profesional, yo siempre había sabido seguir para adelante.

Pero ese enero pasó algo que nunca pensé… me senté frente a mi computadora para leer un artículo científico, empecé a leer pero luego de un par de líneas paré y pensé… no estoy entendiendo nada, vuelvo a empezar… volví a empezar y paré de nuevo… no entiendo nada otra vez… vuelvo a empezar… pero algo no andaba bien, me di cuenta que leía las palabras pero todas juntas no tenían ningún sentido… no podía entender lo que leía! no podía estudiar! mi depresión había afectado mi vida profesional…

El cielo es a donde siempre miraba cada vez que me sentía triste …

921126_10151568645685339_344405464_o

Aquella vez si sentí como todos mis sueños se derrumbaban, que todo por lo que había trabajado tanto podía estar perdido y sobre todo me arrepentí profundamente de no haber hecho nada antes para ayudarme a mi misma.

Será que ahora todo está perdido?

… tenía que hablar de eso con alguien y busqué a mi asesor de la maestría. Con mucho miedo y preocupación le conté lo que me estaba pasando y lo primero que me dijo fue: Rossana tienes que ir a hablar con un psicólogo. A lo que yo contesté: SI, tengo que ir a hablar con un psicólogo. Por primera vez en 10 años yo SI quería ir a hablar con un psicólogo, por primera vez acepté que necesitaba ayuda profesional. Tuve sesiones con una psicóloga en UMSL por 4 meses, y si pude volver a leer muy pronto y a estudiar ese semestre. Mi carrera no estaba perdida pero esperé mucho tiempo antes de hacer algo para arreglar ese problema y eso es lo más importante que cambiaría de mi historia si tuviera que pasar por lo mismo.

Si crees que estas pasando por problemas de depresión o conoces a alguien que pueda estar en esa situación busca ayuda lo antes posible.

 

Yo disfrutando de la vida

(1 de Julio del 2016)

Screen Shot 2016-07-17 at 6.18.33 PM(1)

La depresión es una enfermedad mental que puede ser tratada, todos los órganos de nuestro cuerpo se pueden enfermar y el cerebro no es la excepción. Si la depresión no se trata a tiempo podría incluso llevar a una persona a pensar en el suicidio y a cometerlo. Yo nunca pensé en algo así, pero si llegué a sentir una tristeza muy profunda a la cual no le encontraba sentido, yo tenía todo para ser feliz, pero por alguna razón desconocida no podía realmente serlo.

Según la Organización Mundial de la Salud, 350 millones de personas en el mundo son afectadas por la depresión, y cada año se suicidan más de 800 000 personas, siendo el suicidio la segunda causa de muerte en personas entre 15 y 29 años. Es importante que cada vez se hable más de la depresión y el suicidio en las sociedades, y sobre todo de como prevenirlos, lamentablemente estos temas aún son tabúes en muchas partes del mundo.

Ha pasado un año desde que terminó mi tratamiento psicológico y puedo decir que no he vuelto a tener una crisis de depresión como las que tuve los 10 años previos, por lo general mi crisis empezaba con no querer levantarme de la cama, pues eso no pasó mas, cada día que despierto ya estoy con un pie fuera de la cama y siempre con la misma actitud:

mundo aquí estoy, lista para lo que venga!

Abrazos, sonrisas y amor para todos!

ROSSANA MAGUIÑA

Cita:

Organización Mundial de la Salud. Centro de prensa. La depresión. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs369/es/

Anuncios

Ingeniería Industrial también es para chicas!

Existe el estereotipo de que ciertas carreras son “exclusivas” para hombres o predominantemente masculinas. Alguna vez se te ocurrió estudiar o seguir una carrera y tu familia o amigos te dijeron:

no, eso es para hombres

o ¿ alguna vez ingresaste al salón de clases y este estaba lleno de varones y eras la única mujer?.

A continuación Ekpapalek Mujeres te trae la vivencia de Tania Polo Cabrel, latina e Ingeniera Industrial, que pasó por esto y más al escoger la carrera de sus sueños.

Gracias Tania por compartir con nosotras!


 

Hace unas semanas estuve leyendo las historias que las mentoras de Ekpapalek Mujeres han publicado, y algunos recuerdos vinieron a mi mente. Mi nombre es Tania, nací en Huacho y soy Ingeniera Industrial.

Ingeniería industrial, ¿por qué elegiste esa carrera? recuerdo que me preguntó un profesor, era mi primer ciclo de estudios, “Porque suena bonito se adelantó en responder un compañero y todos echaron a reír. Sentí vergüenza y pensé:

¿Es que acaso las mujeres somos vistas como tontas? ¿Acaso las mujeres escogemos una carrera porque “suena bonito” y no porque seamos capaces?

Este fue el primero de muchos comentarios y malos ratos que tuve que enfrentar durante mis cinco años de estudios universitarios, pues, al parecer esta carrera tiene género. En mi clase éramos más de 50 alumnos, siendo de estos solo 9 mujeres. Yo quería demostrar que era buena, desde el primer ciclo me propuse ingresar a hacer prácticas, adelante cursos de años siguientes (llegando a llevar más cursos por año que el resto de mis compañeros), estudie muchísimo, muchas veces trasnochaba para estudiar todos los cursos. En el primer ciclo alcance el 3er puesto de la clase, en el segundo ciclo alcance el 1er puesto no solo de la clase sino de toda la facultad.

Sentí que me fui ganando el respeto de mis compañeros.

Por si fuera poco, también tuve que lidiar con algunos profesores, dentro de mi programa tenía como curso obligatorio “Procesos de Manufactura”, y sí es lo que piensan, había que aprender a usar máquinas industriales. A este amable profesor le sacaba ronchas en la piel ver mujeres en su clase y abiertamente nos decía:

“No sé por qué ingresan mujeres a esta carrera”,

y curiosamente yo era una de “sus favoritas”. Le encantaba elegirme de “voluntaria” para desarmar una máquina, la cual había ajustado con todas sus fuerzas para que yo jamás pudiera mover o desajustar una sola pieza aun intentándolo con todas mis fuerzas.

Finalmente esto no afecto mis notas, ya que tenía un buen promedio, salía bien en los exámenes y conocía el funcionamiento y las piezas de cada máquina. Ingeniería Industrial es una carrera amplia, es una carrera gerencial, te da el enfoque de todas las áreas que vas a encontrar en una empresa (contabilidad, costos, Química, Ingeniería de Materiales, finanzas, sistemas). Ingeniería industrial te muestra todos los procesos de una empresa, de esta manera uno puede ejercer en cualquier área de estas.

En mi caso, laboro en un banco, habiendo pasado por el área de operaciones, administración comercial y llegando finalmente al Área de finanzas. Me encanta mi carrera, me encanta haberlo elegido libremente y cada uno de estos episodios me dio fortaleza para seguir adelante.

Soy mujer, soy ingeniera.

Si hoy me encontrara con una “joven Tania”, le daría el siguiente mensaje: 

Si haces lo que te gusta no te costará hacerlo. Al contrario te dará más ganas hacerlo y hacerlo bien. No hay carrera mala, todo depende de que te guste y de esta manera eres exitoso

TANIA 2.jpg.