Corea del Sur: el reto de estudiar al otro lado del Pacífico

“¡Oh!, ¿de Perú? ¡Wao! Entonces, eres latino, ¿no? Imagino sabes bailar bien”. Sincerándome, no sé bailar bien en lo absoluto. No obstante, esas palabras acompañaron la primera ocasión en la que me presenté ante un grupo de estudiantes coreanos. Tan solo habían pasado un par de meses de llegar a Corea del Sur. Era el inicio de una larga estadía al otro lado del Pacífico.

24232854_10156258342531294_5376878530926375192_n

Sejong El Grande (1397-1450). Uno de los monarcas más importantes en la historia de Corea. Es considerado el inventor del hangul (alfabeto coreano).

A través de la historia, la península coreana y Latinoamérica no han mantenido lazos tan estrechos en comparación a otras regiones del mundo (con excepción de algunos momentos históricos, como el batallón colombiano en la Guerra de Corea o la migración coreana a México a inicios del siglo XX). Si bien las interacciones y cooperaciones entre ambos se han incrementado en las últimas décadas1, mucho de lo que se sabe de esta península viene de los dramas coreanos, k-pop, maquillaje o el inicio reciente del proceso de paz entre las dos Coreas en el mes pasado.

¿Qué sabe el coreano de a pie sobre nosotros? Pues no mucho en realidad. Palabras como, “fútbol”, “tacos”, “carnaval”, “fiesta”, “Machu Picchu”, “café”, “Uyuni” o “alpaca” vienen a su mente cuando pronunciamos “Latinoamérica”. ¿La razón? Los estudios en el colegio, televisión y productos que consumen. Tampoco es de extrañar que a primera vista crean que somos de países tan distantes (personalmente, a veces me confunden con filipino o bangladeshí). Al igual que nosotros no distinguimos bien entre coreanos, chinos y japoneses, ellos tampoco lo pueden hacer (¡y más aun considerando la diversidad étnica en Latinoamérica!).

No quisiera extenderme tanto refiriéndome a la calidad de la educación en Corea del Sur. Para muestra de esto podemos mencionar los puestos elevados que ha ocupado en las pruebas PISA de 20152  o el primer puesto como país más innovador en 20183. Lo que pretendo en este artículo es mostrarles, a través de una entrevista a tres estudiantes latinoamericanos, la experiencia de estudiar en un país tan distante como éste. En un país con una cultura diferente pero que puede aportar mucho a la nuestra. Un país que sin duda, tanto para mí como para usted, lector/a, aún despierta muchas dudas, cuestiones o, quizás, miedos.

33308254_10160284223425063_3292917800544239616_n

Nataly Jara es una estudiante peruana de la Maestría en Cooperación Internacional en la Universidad Nacional de Seúl. Ella lleva viviendo ya 3 años en Corea del Sur.

Carlos

Carlos Pizarroso llegó en 2016 desde Bolivia para iniciar sus estudios de pregrado en Ingenieria Electrónica y de Computadoras en la Universidad Nacional de Chonnam, ubicada en la ciudad de Gwangju, al suroeste del país.

 

1917143_10208205036585722_2283024587700816198_n

Yanymeé Guillen terminó sus estudios de maestría en Ciencias Alimentarias y Nutrición en la Universidad de Hallym, en la ciudad de Chuncheon, al noreste de Corea del Sur. 4 años han pasado desde que dejó Perú y ahora cursa su doctorado en la Universidad Nacional de Seúl.

 

Todos ellos recibieron la Beca del Gobierno de Corea (KGSP, por sus siglas en inglés) para realizar sus estudios por estos lares (para más información, no olvides visitar el siguiente enlace: http://www.studyinkorea.go.kr/es/sub/gks/allnew_invite.do).

1.- Luego de todos estos años viviendo en Corea, ¿qué es lo más resaltante de su cultura?

Nataly: Para mí, su homogeneidad. Ya que es una sociedad que culturalmente no se ha abierto mucho. Étnica como culturalmente no es muy diversa y tiende a ser muy cerrada.

Carlos: Es una sociedad familiar, lo que se refleja incluso en el idioma. Es también una cultura conservadora, que mantiene muy bien sus tradiciones y no son aún tan abiertos al mundo extranjero, aunque esto ya viene cambiando con las generaciones más recientes.

Yanymeé: En mi opinión el respeto, el perfeccionismo, el orden, la seguridad y el…. ¡빨리빨리 (pali-pali), es decir, hacer algo rápido y bien! (risas)

2.- ¿Qué parte de la cultura coreana crees que pueda aportar positivamente a tu país? 

Nataly: La disciplina y alta responsabilidad de los coreanos.

Carlos: Son personas muy responsables. Los conceptos de puntualidad y organización los tienen estrictamente claro. La gente siempre trata de seguir las reglas sin necesidad que nadie los esté vigilando.

Yanymeé: En Corea las cosas que se dicen se cumplen. Aquí existe el compromiso. Asimismo, se valora totalmente el tiempo del otro.

3.- ¿Qué parte de la cultura de tu país crees que pueda aportar positivamente a Corea del Sur?

Nataly: La expresividad latina puede ayudar mucho a la cultura coreana para sobrellevar mejor su estrés continuo.

Carlos: Creo que un poco más de “relajo” le caería bien a los coreanos. Nosotros apreciamos el tiempo que pasamos con la familia y amigos. Por lo general,  los coreanos están muy metidos en sus trabajos. No todo es trabajar ni morir trabajando.

Yanymeé: Con la gastronomía, cultura y libre expresión. Desde ya hay varios alimentos aquí (quinua, maca, sacha inchi, entre otros) y movimientos, grupos sociales- culturales.

4.- ¿Cómo el vivir en Corea del Sur ha afectado o cambiado tu personalidad?

Nataly: Me ha vuelto más meditativa e introspectiva. Pero sobre todo más tolerante, ya que la cultura asiática es bastante distinta a la latina.

Carlos: Aquí he aprendiendo que las oportunidades son únicas y que no hay segundas oportunidades. Uno tiene q ser más responsable y organizado para aprovecharlas.

Yanymeé: Soy psicológicamente más fuerte cada día y reflexiva. Además de aprovechar cada espacio de mi tiempo al máximo.

5.- ¿Qué estereotipos tienen los coreanos (o extranjeros en general) sobre los latinos?

Nataly: Los coreanos creen que todos los latinos somos alegres y guapos (risas).

Carlos: Muchos de ellos no sabían ni dónde estaba mi país (risas). Generalmente me dicen “te gusta el fútbol” o “¿sabes bailar?”, y te comienzan a mencionar atracciones turísticas típicas de la región. Además, creen que somos gente muy afectiva y que para sonriendo.

Yanymeé: Bueno algunos no saben nada (risas), y otros dicen que somos bailarines, atractivos y con muy buen sentido del humor.

6.- ¿Qué diferencias encuentras entre una estadía corta (p. ej. un intercambio de un solo semestre) y una más larga como la tuya? ¿Cuál crees que sea la ventaja o desventaja de una estadía más larga?

Nataly: Creo que una estadía más larga permite conocer a profundidad la cultura coreana, pero sobre todo entenderla y empatizar con ella.

Carlos: En una estadía más larga uno puede comprender más la cultura coreana. En una estancia corta no se puede apreciar mucho esto. Uno se lo pasa más como turista.

Yanymeé: Si quieres pasarla bien, conocer lugares y vivir sin compromisos, una estadía corta es perfecta. No obstante, no conocerás a fondo la cultura coreana, lo que sí se da en una estadía más larga.

7.- ¿Por qué crees que hay pocos estudiantes latinos en Corea del Sur? ¿Crees que Corea del Sur está preparado para recibir estudiantes extranjeros?

Nataly: Porque los latinos prefieren ir a USA o Europa, sobre Asia no se conoce mucho ni se promociona. Creo que Corea aún no está totalmente preparada para recibir estudiantes de otros países.

Carlos: Creo que no hay muchos estudiantes latinos por la barrera del idioma. No hay mucha información disponible en español sobre Corea del Sur.  Sin embargo, el gobierno coreano está trabajando bastante en este campo. Hoy en día, se busca que la mayoría de coreanos hablen inglés y que mucha de la información sobre el país esté en ese idioma.

Yanymeé: Yo creo que están aumentando (risas). La distancia, la cultura y el idioma son a veces factores que influyen (¿y quizás también la comida?). Corea está en vías de abrirse cada vez más. Algunas universidades o facultades son aptas para estudiantes extranjeros, y otras no. Es cuestión de averiguar.

8.- ¿Crees que es duro estudiar en Corea del Sur?

Nataly: Sí, por la diferencia cultural que es muy grande.

Carlos: En mi país creemos que los asiáticos son genios. Pero este estereotipo es parcialmente verdad. La gente es muy estudiosa y dedicada.

Yanymeé: Por lo general creo que sí. En mi experiencia, fue muy duro ya que he trabajado en un laboratorio experimental a tiempo completo. Sin embargo, no me quejo porque aprendo bastante y sigo aprendiendo cada día más.

9.- ¿Recomendarías este destino a otros estudiantes latinos?

Nataly: Sí, pero si eres una persona abierta, positiva y dispuesta a aprender.

Carlos: Sí, especialmente si buscan conocer una cultura muy diferente y tan antigua como la nuestra. Además, el nivel de educación es muy alto gracias al soporte del gobierno y diversas empresas.

Yanymeé: Sí. Si quieres vivir una realidad totalmente distinta, y eres capaz de adaptarte a una nueva cultura, pues eres bienvenido. No obstante, recuerda que aquí pasarás por un proceso de adaptación y, a veces, esto necesita tiempo.

Corea del Sur es sinónimo de orden, respeto, compromiso y trabajo duro. Una cultura bastante familiar y con un idioma único que poco a poco se abre al mundo entero. Como todo país, tiene aspectos que quisiéramos cambiar (el trabajo en exceso o el estrés, por ejemplo). Sin embargo, ofrece también un nuevo horizonte para estudiantes latinos que quieren desarrollarse en el país más innovador del mundo, con una cultura de la cual tenemos bastante que aprender. Quizá sea (o ya lo es) el momento de mirar a Asia, y en especial Corea del Sur, como un destino ideal para el desarrollo académico y profesional. Es momento de dejar esos recelos, prejuicios o miedos para empaparnos de una cultura que también tiene mucho que aprender de nosotros.

29749385_10156673505731294_2318520697725284681_o

Las flores del cerezo inundan de color las primaveras en Corea del Sur. Tras un día de estudio, experimentos, tareas, exposiciones y demás, ver caer las flores del cerezo es una recompensa merecida entre tanto ajetreo.


Fuentes:
1.- Kim, Won-Ho. 2013. La situación actual de las relaciones económicas de Corea del Sur con Latinoamérica: el nuevo paradigma y los retos. PORTES. Revista mexicana de estudio sobre La Cuenca del Pacífico 7(14): 71-90. Disponible on line: http://www.portesasiapacifico.com.mx/revistas/epocaiii/numero14/revista.pdf#page=73
2.- http://www.businessinsider.com/pisa-worldwide-ranking-of-math-science-reading-skills-2016-12
3.- https://www.weforum.org/agenda/2018/02/south-korea-and-sweden-are-the-most-innovative-countries-in-the-world/

 

¡Gracias a Nataly Jara, Carlos Pizarroso y Yanymeé Guillén por su valioso tiempo y por compartir toda su experiencia en Corea del Sur!

 

 

2 pensamientos en “Corea del Sur: el reto de estudiar al otro lado del Pacífico

  1. Pingback: Creando y construyendo puentes de Diplomacia Científica entre latinoamérica y el mundo | Ekpa'palek: Empoderando Latino/as

  2. Pingback: Las mentorías ayudan a alcanzar tus metas y a desarrollarte profesionalmente | Ekpa'palek: Empoderando Latino/as

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s